Los establecimientos deben ser accesibles en los casos de obra nueva o en los casos de reforma

Entrevista a Guillermo Treku, abogado especialista en accesibilidad, en relación al estudio realizado a cabo para detectar buenas prácticas en accesibilidad en los bares y restaurantes, bajo la campaña: “Somos accesibles”.

 

Solo el 9 % de los 154 bares visitados son 100% accesibles. Esto quiere decir; que tienen una entrada a ras de suelo o un peldaño de menos de 2 centímetros en la entrada, además de un baño adaptado y una habitabilidad, sentida como una disposición de espacio lo suficientemente amplia para que quepan un par de sillas de ruedas y puedan moverse sin dificultad por su interior.

– ¿Qué dice la legislación sobre accesibilidad en los bares? ¿Existe algún tipo de inspección que aplique correctivos en los bares?

– La aplicación de la normativa de accesibilidad es la misma para los bares que para el resto de establecimientos, con la salvedad de la normativa sanitaria que regula la instalación de aseos.

No existe una servicio de inspección que vigile la inspección de los bares en materia de accesibilidad. La inspección que existe es la de urbanismo que vigila el cumplimiento de las licencias y entre estos requisitos se encuentran los de accesibilidad. La verdad es que detectamos muchas irregularidades,  por lo que salta a la vista que algo está fallando.

 

– ¿Deben de tener los bares y restaurantes doble altura en las barras? ¿Qué ocurre con la habitabilidad de los locales? Muchas veces nos encontramos con mesas o sillas, que están colocadas en la entrada, justo al final de la rampa de acceso.

– No están obligados a tener una barra a dos alturas ya que no lo contempla la normativa de accesibilidad. En cuanto al mobiliario no existe ninguna normativa al respecto, por lo que dependemos de la sensibilidad del local. Desde los Ayuntamiento tampoco pueden hacer nada, porque no están contemplados en la licencia.

 

– Tras el mapeo realizado  para ver la accesibilidad de los bares, hemos detectado que sí que existen baños adaptados, pero que estos, en gran parte de los casos, se utilizan como espacios de almacenamiento. Son los lugares donde se depositan los barriles, lo que supone un acceso no accesible. Parece que existe un baño adaptado para cumplir el expediente en materia de accesibilidad, para conseguir un permiso de apertura, pero luego la realidad muestra que estos locales no atienden cómo es debido a una persona con movilidad reducida.

– Es cierto, los aseos adaptados se usan en muchos casos como almacén. Dudo mucho que un Ayuntamiento sancione a un local por este motivo cuando no sanciona a locales que incumplen totalmente la normativa y los mas que conseguimos es que el Ayuntamiento obligue a cumplirla una vez presentada la denuncia.

 

– ¿Qué se ha tenido en cuenta a la hora de dar los reconocimientos? Cuéntanos algunos ejemplos de buenas prácticas en accesibilidad.

– Simplemente hemos reconocido el cumplimiento de la normativa. Hemos descartado rampas ejecutadas para salir de paso, con desniveles excesivos. También hemos descartados aseos que en teoría reunían los requisitos de accesibilidad pero que hemos constatado que no tenía barras de apoyo, que se utilizaban como almacén, que las puertas no permitía en paso de una silla (por tener una puerta inadecuada ), que el itinerario hasta el aseo era imposible etc.

 

Hemos querido valorar al que lo hace bien, que tiene un aseo adaptado y que lo mantiene pensando en la necesidad de una parte importante de la ciudadanía. Hemos reconocido al que ha ejecutado una rampa accesible y bien rematada o al que ha hecho un local a cota “0”, y al que ha diseñado un local por el que pueda moverse una persona con movilidad reducida sin tener que desplazar todas las mesas a su paso.

En cuanto a buenas prácticas en accesibilidad y en Hostelería, la existencia de locales que se han preocupado en eliminar todos las barreras del local para que sea accesible al 100%. Lamentablemente son muy pocos.

 

baños adaptados malaga

Baños adaptados en Málaga

Reformar el baño tradicional y convertirlo en baños adaptados es una forma de garantizar seguridad a aquellos que más lo necesitan. Es de sentido común que esta adaptación se hace para facilitar el movimiento, la seguridad ante el agua y destacar la altura y la distancia entre los elementos que componen o configuran un baño o aseo.

Características de baños adaptados

  • Se tiene en cuenta de forma destacada, la facilidad de apertura y cierre de los mandos y griferías. Muebles ergonómicos y con la inclinación ideal.
  • Los lavabos suelen ser del tipo península para poder dejar más superficie libre y en un altura bajo, para su acceso desde una silla.
  • Las duchas adaptadas, están medidas exclusivamente para dejar el espacio de la silla de ruedas del inquilino. Se estudiará el desnivel mínimo y la pendiente.
  • Lo recomendable es, instalar otro asidero y un asiento, e incluso un pequeña balda para colocar los botes como champú, geles y esponja.
  • El asiento del inodoro difiere mucho del tradicional, debe sobresalir de la pared, tener un margen amplio entre los elementos para poder maniobrar, y lo normal, es que a un lado tenga una asidero y en otro un barra abatible.
  • Se estudia la posición de un llamador o timbre, el pulsador de descarga de agua, y la posición que rollo de papel higiénico.
  • Es conveniente optar por suelos antideslizantes, tanto fuera como dentro de la ducha.
  • La instalación de duchas a ras de suelo, hace que sea fácil entrar en ellas incluso con sillas.

Todo estas medidas aseguran la comodidad y la seguridad del usuario, haciendo que el momento del aseo o la ducha, sea lo más cómodo posible, mejorando así, su calidad de vida. No dude en invertir en baños adaptados.

Puede visitar nuestra tienda de lunes a viernes de 10h a 14h y de 17.30h a 20.30h y sábados por la mañana.

 

Martínez Maldonado, 79 – 29005 Málaga
Tlfs.: 951 991 103 | 692 179 998
info.decobath@gmail.com

11 claves para acondicionar un baño para discapacitados o personas de movilidad reducida

En este post os damos algunas pistas para que os las planteéis si tenéis personas con problemas de movilidad en casa o en vuestra empresa:

 

  • Os recomendamos que la puerta del baño sea de corredera o abra siempre hacia afuera, para evitar que, en caso de que el usuario sufra alguna caída al interior del baño, pueda quedar impidiendo la apertura de la puerta.
  • Las baños y aseos deben contar con un suelo de algún material antideslizante,y un espacio libre de al menos 150cm de diámetro, que permita al interior del baño el giro de una silla de ruedas en 360º.
  • Junto a los artefactos sanitarios deberán instalarse barras de apoyo antideslizantes.Si las paredes o el alicatado estuvieran débiles para ello, como fue el caso de la residencia de Cáritas en la que hemos trabajado, será necesario reforzar previamente las paredes para sujetarlas convenientemente.
  • Todos los accesorios del baño(jabonera, toallero, etc.) deben ir instalados a una altura no superior a 120 cm. del suelo.
  • El lavamanos no debe tener pedestal ni mobiliario inferior que impida la aproximación de una silla de ruedas hasta su borde. Debe ir a una altura de 80cm.
  • Es conveniente que la grifería sea del tipo palanca,presión o algún otro sistema que no necesite girar la muñeca para su funcionamiento.
  • El espejo se instalará a una altura de 100cm desde el suelo y con un ángulo de inclinación de 10º con respecto a la vertical.
  • El WC debe estar a una altura de 50cm desde el nivel del suelo. Si el artefacto estándar es de una altura menor, se puede solucionar colocándolo sobre una plataforma en obra lo más ceñida a la forma de la base del inodoro para no interferir en la aproximación hacia él.
  • Los asientos de los inodoros deben estar bien sujetos y en perfectas condiciones, ya que al no ser así aumenta considerablemente el riesgo de caídas.
  • La ducha resulta más práctica, cómoda y segura que la tina.El receptáculo no debe tener bordes que impidan el acercamiento de una silla de ruedas, basta con un desnivel de 1,5cm y una pendiente del 2% hacia el desagüe para evitar que el agua escurra por el resto del baño.
  • Deben instalarse barras de apoyo a 85 cm en sentido horizontal,y hasta 140 cm en sentido vertical. La ducha ha de incorporar un asiento, fijo y abatible (idealmente de 45 x 45 cm y a 50 cm de altura) o movible (cualquier silla plástica de jardín podría serle de utilidad).

 

Ya veis que se trata de algunos pequeños y grandes cambios en el baño que reducirán muchísimo el riesgo de lesiones, caídas y otros problemas en personas que ya tienen su visita al servicio lo bastante complicada.

Baños adaptados ¿Qué debemos tener en cuenta antes de la reforma?

La adaptación de baños y aseos para personas con discapacidad es muy importante, ya que es sinónimo de seguridad, comodidad, y autosuficiencia. Saber cómo adaptar correctamente los baños es, por lo tanto, garantía de tranquilidad y bienestar. En este primer artículo de Decobath hablaremos de cuáles son los elementos que debe tener un aseo adaptado y cuáles deben ser sus medidas, disposición y características generales.

 

Suelos

Velando por la seguridad, opta siempre por suelos antideslizantes, incluso dentro de la ducha.

 

¿Ducha o Bañera?

Lo ideal es un plato de ducha a ras de suelo, con asas situadas a la altura de las manos, una altura aproximada de 75 centímetros.

 

Inodoro

La instalación de barras de seguridad facilitará su uso. La altura recomendada en este caso es de 45 cm aproximadamente.

 

Lavabo

El lavabo debe estar a una altura de 70 a 75 centímetros, con un espacio de 80 cm desde el borde hasta la pared. Opta siempre por colocar grifos monomando, para su facilidad de uso.

 

Tecnología

Hoy en día tenemos muchas innovaciones tecnológicas que facilitan el uso de baños adaptados: detección de caídas, sistemas  de ajuste de la altura del lavabo, inodoros automáticos, etc, etc…

 

 

Entre las características de los baños adaptados  podemos destacar las distancias entre elementos, así como la altura de los mismos. Por ejemplo, los inodoros deberán permitir el traslado desde sillas de ruedas y facilitar el movimiento de levantarse o sentarse gracias a otros elementos como barras de apoyo. En el mercado incluso existen modelos de WC adaptados con una apertura frontal que facilita la higiene personal al utilizarse a modo de bidé.

También es aconsejable, a la hora de adaptar un aseo, que los lavabos sean:

  • Suspendidos
  • Ergonómicos
  • Con mecanismos manuales o neumáticos que permitan su inclinación

En los baños adaptados para personas con discapacidad se aconseja que toda la grifería sea monomando, y que los espejos y barras de apoyo se sitúen a una altura accesibledesde una silla de ruedas convencional.

 

Para cualquier duda, consulta con nosotros, somos especialistas en la adaptación de baños y aseos y el cambio de bañera por plato de ducha sin obras en un día.

 

 

Decobath

Martínez Maldonado, 79 – 29005 Málaga

Tel: 951 991 103 – Móviles: 692 17 99 98
Email: info.decobath@gmail.com – https://www.decobath.es